22 septiembre 2007

¡Volé!... Tras la sonrisa se inflaban tus mofletes.

¿Dónde te has metido?, ayer visité tu nido Aguililla, me dices ahora vuelvo y... ¿adónde has ido? de ti no he vuelto a saber, me pregunto si te habrán cazado o ¡quizás conquistado!... ¿si?; volverás lo sé, pero estoy preocupado pajaruela...

¡Volé!, vaya si volé... me paré en cuanto nido encontré. La golondrina me recibió gorjeando su alarma tsuii-tsuii, pero cuando me fui decía tsuit-tsuit-tsuit. La casa de los mirlos, ¡que digo casa!, el chalet, pero son tan ariscos... Me divertí lo que quise con pito negro el gritón y con la pequeña chochín que me provocó un sobresalto con su estruendoso trino... Hablé con el azor y con los cormoranes de las Cies, que tienen su casita muy próxima a la playa de Rodas, la más bonita del mundo según The Guardian... Encontré a tanta gente, todos y todas de copas, con sus caras relucientes y los ojillos chispeantes del alcohol y el humo, estaba gavilán, jilguera, tórtola, urraca la ladrona, zapatito real más conocido entre amigos por mazarico, ¡ah!, estaba mochuela dicharachera echándole ojo a un infeliz estornino... En otro local estaban los alcatraces borrachos como casi siempre, también abubilla muy entretenida con un aguilucho... Me besó alondra, a la vista de alimoche, que se puso muy celoso; me salvó el intrépido carpintero. No me hablaron ni búho ni buitre pero, si lo hizo el canario recién salido de entrerrejas. En una plaza se celebraba botellón y estaban la panda de los ruiseñores cantando a la noche... yo muy cansado, me acosté, soñé ser feliz y dormí mucho, mucho...

Soñé también contigo, llevabas puesto un nonchesei sin mangas, cortito. Tras la sonrisa se inflaban tus mofletes... hoy, ¡quedan la música y la belleza!

Baldo
42. RGPI 03/2010/530

No hay comentarios: